¿Qué es Ensoñar?

¿Que diferencia se presenta entre un sueño y un ensueño?

Cuando nos entregamos al sueño, mi experiencia personal me indica  cómo nuestra mente divaga por caminos desconocidos por todos nosotros, algunos recordamos ciertos sueños, parece que podemos entrenarnos para evocar aquellos caminos que transitamos en esas largas horas que pasamos descansando. A veces me quedo absorta y empiezo a divagar por situaciones inesperadas y de repente pierdo mi consciencia inmediata y resulto por lugares poco comunes. Siempre pienso que me encuentro entre nubes de algodón. La sensación que experimento es en extremo agradable. Esto se presente en especial cuando decido (pocas veces en realidad) hacer la “siesta” o cuando me “recuesto” a ver televisión.

A diferencia de soñar, algunas personas –parece que un número reducido- practican el ensoñar: En este evento intentamos controlar nuestros sueños y redireccionarlos hacia lugares insospechados, de acuerdo a Carlos Castañeda en su texto “El Arte de Ensoñar”, nos ayudan personajes llamados brujos, los cuales no representan lo tradicional, más bien son seres que conocen el arte de ensoñar, éste se aprende atravesando  varias compuertas, en las cuales el aprendiz debe superar ciertas situaciones complicadas en donde el manejo de la energía es vital para conseguir el propósito.

En los ensueños nos podemos encontrar con personas que creemos conocer, pero en realidad son seres disfrazados de éstas y nos pueden engañar, esto implica que la experiencia puede ser complicada y difícil. Se trabaja mucho con transferencia de energía, no la convencional que entendemos en física, sino aquella esencia que tenemos todos y nos hace únicos. Parece que la idea es tener un maestro que nos guie por el camino de la ensoñación.

En los ensueños nos transportamos a lugares que de pronto no conocemos de manera directa, y parece que también podemos trascender hacia el pasado. Pero ese pasado resulta ser parte de los recuerdos de un ser que nos encontramos en esta experiencia y nos lleva por su mente, la cual para nosotros puede ser una realidad.

Se estima que nosotros no conocemos mucho de nuestra propia naturaleza, o de esa parte de nuestro ser que identificamos con el inconsciente.

Algunas frases o fragmentos del texto de Castañeda son:

  • Don Juan sostenía que nuestro mundo, que creemos ser único y absoluto, es solo un mundo dentro de un grupo de mundos consecutivos, los cuales están ordenados como las capas de una cebolla. Él aseveraba que aunque hemos sido condicionados para percibir únicamente nuestro mundo, efectivamente tenemos la capacidad de entrar en otros, que son reales, únicos, absolutos y absorbentes como lo es el nuestro”.

Don Juan es el brujo que enseña a sus discípulo a ensoñar a partir de su propia experiencia.

En esta frase es posible que don Juan proponga la existencia de universos paralelos en los cuales estamos de manera independiente en cada uno de ellos.

  • “-¿Qué es exactamente el cuerpo energético?

-Es la contraparte del cuerpo físico; una configuración fantasmal hecha de pura energía.

-¿Pero no está también el cuerpo físico hecho de pura energía?

-Claro que lo está. La diferencia es que el cuerpo energético tiene únicamente apariencia, pero no masa. Ya que es pura energía, puede llevar a cabo actos que van más allá de las posibilidades del cuerpo físico.”

Esta conversación se presenta entre don Juan y su aprendiz, definitivo no solo somos cuerpo, tenemos una esencia mas profunda: el cuerpo energético.

Es interesante la interpretación de conceptos como energía y masa que manejo en la rutina de mis clases de física con la forma en que las entiende  el autor del texto mencionado.

Parece que para don Juan el cuerpo energético y el cuerpo físico son las dos caras de una sola moneda.

Podemos cuestionarnos acerca de la realidad que vivimos, como sabemos si lo que nos rodea no es parte de un ensueño. Podemos tocar con nuestras manos objetos o seres humanos. ¿pero son reales? o más bien todos estamos inmersos en un gran sueño colectivo.

¿Es posible que seamos conscientes acerca del tiempo en el cual se presentan los eventos de nuestra vida? Puede ocurrir que nos movamos en una línea de tiempo en la cual formemos parte de los recuerdos de una entidad que nos obligue de manera involuntaria a ensoñar dentro de esas evocaciones.

La experiencia de ensoñar es tan sobrecogedora que en algún momento podemos comprometer nuestra propia existencia en este plano físico.

Podríamos pensar que al intentar ensoñar en algún momento podemos encontrarnos con nosotros mismos en otro plano. ¿cómo sería esta experiencia?

Piero el excelente cantautor nacionalizado argentino hace esta alusión en una de sus composiciones: “Paso yo mismo y me veo sentado mirando la gente que pasa a mi lado”.

 

Comentarios y sugerencias:

Picriba@hotmail.com

Anuncios