Momentos


Vivimos inmersos en diversos momentos los  cuales  marcan nuestras vidas, el momento de llegar al planeta resulta desconcertante, estamos en un lugar cálido y en extremo húmedo y salimos a lo desconocido, el roce de las primeras prendas nos deben causar mucha extrañeza. Todo nuestro recorrido por la vida lo resumimos en momentos: al nacer y hacernos conscientes del planeta, al desplazarnos a gatas, muy pronto el ingreso al colegio. Nos damos cuenta que somos uno más entre muchos chiquitines,  no obstante encontramos amigos; son nuestros pares, nos entienden, con ellos compartimos aquello que nuestros padres ignoran. Al llegar a estudios intermedios descubrimos el deleite de la otra persona y nuestra vida empieza a definirse, se inicia el proceso de escoger una profesión. 

Llega un  momento importante,  es aquel en el cual nos comprometemos a compartir la vida con aquella persona que creemos es la adecuada. Para este instante ya debemos ser profesionales o hemos elegido un camino laboral que en la medida de lo posible debe gustarnos, es desalentador trabajar solo por un salario como autómatas, pero sin el disfrute de lo que se realiza.

Así van transcurriendo los instantes de nuestra vida, pequeños episodios que nos marcan, si vamos a una exposición de arte a conocer la obra de nuestro artista favorito, la actividad nos entrega  momentos únicos, podemos ver como él capta fracciones de la naturaleza, congelando el instante a través del paso de tiempo. Si vamos a un concierto de nuestro artista predilecto, así lo veamos en la lejanía nos sentimos complacidos plenos y felices.

 

 

El grito. Eduard Munch 1893: Posiblemente vemos un momento de angustia por la propia existencia de nosotros los seres humanos en medio de la indiferencia de otras personas al fondo.

El proceso de la vida se desarrolla en momentos opuestos de alegría y tristeza, siempre están estos sentimientos presentes, pensamos muchas veces que los momentos felices son menos que los tristes. Observamos otras vidas y no podemos evitar comparar, pero que le hacemos.  

En física el momento lineal relaciona la masa de un sistema y su velocidad; esto se expresa como:  donde p es momento lineal, m es masa y v es velocidad, el símbolo encima de las letras significa que éstas son cantidades vectoriales, lo que implica que además de tener un valor numérico, también tienen dirección. Se estudian choques -interacciones- entre organizaciones en los cuales no se nota mayor equilibrio: Si llevamos este concepto al momento político de Colombia, la gran masa del  grupo político A y su velocidad de propagación interpretándola como una perturbación ideológica a nivel nacional que depende de la proximidad entre los individuos que la conforman y las muy fuertes fuerzas de cohesión entre ellos, interactuando con la masa considerablemente menor pero muy cohesionada del grupo político B; el resultado generado  es desalentador y poco fructíferos para el grupo B.  El momento del grupo A es mucho mayor que el del grupo. Los más fuertes avasallan,  ultrajan, minimizan, exterminan. Sin embargo siempre quedan fracciones del segundo grupo que intentan continuar con la causa, siempre con la esperanza que algún día las situaciones mejorarán.

En Colombia estamos viviendo momentos históricos en el desarrollo político, a veces tenemos la impresión que todo va a cambiar, pero el sistema dominante es tan fuerte que seguimos en lo de siempre, parece que el momento que vivimos se ha congelado en el paso del tiempo, no se ven soluciones a corto plazo. El grupo A dominante tiene ideales claros: explotar y negociar recursos naturales, educación para los privilegiados, evitar que las personas logren una jubilación, sistema de salud inexistente, salarios bajos, cero respeto hacia los animales, se busca el enriquecimiento de unos pocos a como de lugar -entre otras-. Mientras el grupo B busca el respeto hacia los recursos naturales, sugiere que la educación debe ser para todos independiente de su extracción social, pretende que la salud sea un bien público, se esperaría que  todos al llegar el momento deberíamos recibir una jubilación, se busca preservar las especies animales, se sugiere explotar recursos de agricultura en lugar de seguir extrayendo minerales muy preciosos de lugares cada vez mas profundos de la tierra. En fin las ideas de los dos grupos son opuestas.

Recuerdo un fragmento de la letra de: Las cosas que pasan del cantautor  Piero: “Pasa la historia de nuestra nación siglo tras siglo sin solución”. En el siguiente enlace estimado lector puede disfrutar de la canción:

https://youtu.be/Jm0h1hUZ0BE

En todos los momentos mencionados el tiempo está inmerso en cada escena, no lo podemos desconocer, determina las etapas de nuestro tránsito por la vida. 

En la mayoría de relaciones, se ven estas interacciones: un sistema fuerte se impone sobre el más débil, la física intenta interpretar y expresar a través de conceptos  y lenguaje matemático estas situaciones, luego surgen las leyes de la naturaleza, a las cuales todos estamos sometidos, quienes las quebrantan generan profundos desequilibrios entre los sistemas presentes.

Momentos alegres, momentos tristes, momentos grandes, momentos pequeños, momentos inolvidables que quisiéramos fueran eternos.
El momento de nuestra existencia es demasiado corto con relación al momento de la existencia de una estrella, no obstante es exageradamente grande comparado con el momento de la existencia de un insecto.

Cuando nos volvemos grandes llega el momento de recordar entre  sonrisas solitarias llenas de complicidad con nosotros mismos, aquellos momentos llenos de euforia, felicidad, acciones no muy santas, y nos entristece aquel momento que generó frustraciones.

Termino estas cortas reflexiones compartiendo una bella poesía:

Este libro de Alfonsina Storni

Me vienen estas cosas del fondo de la vida:
Acumulado estaba, yo me vuelvo reflejo…
Agua continuamente cambiada y removida;
Así como las cosas, es mudable el espejo.

Momentos de la vida aprisionó mi pluma,
Momentos de la vida que se fugaron luego,
Momentos que tuvieron la violencia del fuego
O fueron más livianos que los copos de espuma.

En todos los momentos donde mi ser estuvo,
En todo esto que cambia, en todo esto que muda,
En toda la sustancia que el espejo retuvo,
Sin ropajes, el alma está limpia y desnuda.

Yo no estoy y estoy siempre en mis versos, viajero,
Pero puedes hallarme si por el libro avanzas
Dejando en los umbrales tus fieles y balanzas:
Requieren mis jardines piedad de jardinero.

En definitiva el término momento además de formar parte del lenguaje del común también lo encontramos en la ciencia y ni qué decir de la interpretación en  poesía y en los inmejorables momentos que vemos en obras en dos dimensiones. Es tan amplio el conocimiento humano, que se torna imposible mencionar todos los momentos importantes.

Por: Pilar Cristina Barrera Silva

 

Anuncios

3 pensamientos en “Momentos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s