Receta para crear una deliciosa obra impresionista


♣♥El impresionismo fue un movimiento artístico desarrollado en el siglo XIX,  en Europa, específicamente en Francia, la idea de sus representantes era mostrar el movimiento a través de un manejo impecable de luz dentro de la obra en dos dimensiones.

Estos artistas se preocupaban por retratar la naturaleza a diferentes horas del día, en el cuadro mostrado El sol naciente de Claude Monet -ver imagen-  se puede sentir el movimiento del agua, esto se logra con una magnífica combinación de colores y pinceladas rápidas, las cuales dan la sensación del agua en constante cambio de posición, el reflejo del sol da una clara sensación de una sombra cambiante dentro del agua, lo que nos da la sensación que el tiempo transcurre rápidamente. Vemos una barca con personajes perfilados en sombras que nos permiten pensar que se encuentran probablemente paseando o pescando en un lugar que permite tener una sensación de calidez.

Monet  creó  esta acuarela en 1873, en su momento fue muy criticada y poco se le ofreció al artista por su trabajo.

Ingredientes de la receta:

Material bidimensional: puede ser lienzo, superficie de madera, también es posible usar papel acuarela.

Acrílicos, (también se puede con óleo, o acuarela; la técnica empleada depende del artista)

pinceles, brochas  y/o espátulas

superficie de apoyo: puede ser un caballete, paleta para ubicar los pigmentos, otros elementos como trapos de limpieza, recipientes para el agua, también es bueno tener recipientes con tapa para guardar de un día para otro los pigmentos sobrantes con el fin de no dañar el material con el que se seguirá la obra.

Una buena cámara para registrar el escenario que deseamos plasmar en nuestra obra, esto es opcional, recordemos los impresionistas originales trabajaban directo en la naturaleza que deseaban mostrar en sus obras.

Preparación:

Con todos los ingredientes, salir a pasear y buscar aquello del entorno donde quedemos maravillados, bien sea por la belleza del lugar, un recuerdo que nos invade, la temperatura… Seguramente ese lugar  será el  protagonista  de nuestra obra, tener en cuenta que la hora es determinante para el manejo de color, no es lo mismo el baño de luz sobre nuestro posible tema en las horas de la mañana que en la tarde. El clima también cambia la atmósfera que queremos representar.

Opcional en nuestra receta: Realizar registro fotográfico enmarcando aquello que vamos a pintar.

Como ya hemos elegido el fragmento de naturaleza, y tenemos todos nuestros ingredientes listos, empezamos por humedecer nuestra superficie con brocha, sin inundarla -este paso es personal de cada artista- Luego empezamos a manchar con los colores primarios que van a ser los mas importantes dentro de la composición de manera no aleatoria sino más bien mostrando el boceto original resaltando las formas   mas importantes en forma de grandes bloques de pintura.

Dejamos secar y luego continuamos con mezclas adecuadas de color, teniendo en cuenta que en esta técnica se usa la ley de contraste cromático: “todo color es relativo a los colores que lo rodean” y también teniendo en cuenta la ley de colores complementarios en donde se enriquece el uso de pigmentos tal como vienen en su presentación teniendo en cuenta contrastes de fríos a cálidos.

Con el fin de buscar una buena definición en las formas, los volúmenes se deben pintar utilizando matices lumínicos, ubicando luces dentro de zonas donde se perciben las sombras -contrastes claro oscuro- y creando sombras dentro de las zonas iluminadas.

Para las luces se trabajan los pigmentos saturados -que presenten más grises-  y cálidos -lila, rojo, naranja, amarillo-.

Para las sombras de nuestra obra, se componen de colores fríos o lo que se conoce como desaturados, así se logrará sensación de profundidad, se ubican en bordes de figuras con el fin de separarlas.

De acuerdo a Filardo (2004)  en estas obras el límite entre el objeto y el espacio es difuso e imperceptible.

Si en el transcurso del tiempo  ha cambiado de manera importante la tonalidad de la atmósfera, ubicamos nuestras fotos con el fin de no perder el trazado correcto de color. Los impresionistas tomaban nota de manera visual, no aparece en el rastreo sobre esta técnica que utilizaran fotografías para ayudarse a interpretar las atmósferas que mostraron en sus obras.  En la actualidad es  fácil realizar estos registros en tiempo real y posiblemente nos ayuden a crear una buena composición.

Importante con el fin de buscar el  punto de caramelo en nuestra deliciosa receta:  Evitar trabajar  en recinto cerrado, hacerlo al aire libre, esto dará el toque adecuado de movimiento y estaremos trabajando al mejor estilo impresionista.

No olvidar la práctica hace al maestro, en los primeros intentos puede quedar la receta como una simple y mala copia de la naturaleza, de pronto relamida, ó pésimas combinaciones de colores, sin embargo como toda preparación cada vez que la repetimos queda mejor, y siempre estará presente nuestro toque personal que la hará única y de un sabor delicioso a nuestros ojos.

El hábito de pintar nos permitirá ser más audaces en nuestras composiciones, podemos evolucionar y movernos en  lugares donde no solo sea naturaleza viva, también podemos intentar figura humana,  recientes cerrados, pero siempre ubicar situaciones reales. Estos nuevos ingredientes enriquecen el resultado.

Con el fin de ser más asertivos  debemos asistir a exposiciones de esta técnica consultar las obras de los maestros originales y tenerlo como nuestras guías.

Con estos prácticos consejos y un toque de mucha paciencia les deseo éxitos en su preparación.♠♣

Fuente: ¿Habrá un paralelo entre la física y el arte de la pintura? , José María Filardo Basado. http://www.bassalo.com.br

Comentarios y /o sugerencias: picriba@hotmal.com

 

 

Anuncios

6 pensamientos en “Receta para crear una deliciosa obra impresionista

  1. Aunque la esencia del espíritu impresionista iba mas allá de lo planteado en la receta, para todo aquel que desee vivir la experiencia de pintar in situ es una buena manera de incentivar el hábito de salir y ver el mundo que nos rodea y plasmarlo en algún soporte mediante cualquier técnica. Indudablemente hay mucho de física en el asunto. Llevo 2 años y medio haciéndolo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s