La importancia de los manuscritos


En el mundo cambiante en que nos encontramos, hoy en día es usual para aquellos que tienen acceso a un ordenador personal el expresar ideas, desarrollar tareas, interactuar en juegos, utilizar muchas aplicaciones, lo cual minimiza la escritura a mano alzada.

Finlandia es un país en el cual su modelo educativo ha resultado exitoso, sus estudiantes presentan muy buenos resultados en pruebas en las cuales nosotros los colombianos nos ubicamos en los últimos puestos. Sin embargo los finlandeses han anunciado que en poco tiempo dejaran de impartir clases de caligrafía a sus estudiantes, ellos se pueden dar ese lujo ya que los niños ingresan a la escuela obligatoria  a los seis o siete años, los chicos en sus hogares han recibido instrucción previa por parte de sus padres,  esto les  permite desarrollar su motricidad fina gracias al apoyo que el estado brinda a mamá y papá  en esta sociedad. Se ha superado en este tipo de educación el exceso de deberes para el hogar, lo que implica para los estudiantes realizar el desarrollo de sus deberes en un muy alto porcentaje dentro de sus respectivas escuelas, que además son públicas, dando como resultado que todos los niños y jóvenes acceden a la misma instrucción. Los maestros siempre deben participar en actividades que les permitan mejorar su calidad de enseñanza.

La decisión de suprimir la caligrafía manual en las escuelas por parte de los finlandeses ha generado debate, ya que se ha notado que cuando los niños no tienen la rutina de escribir su memoria resulta afectada. El economista Catalán Joaquín Valls opina que es preocupante el hecho que los humanos no realicemos con frecuencia el ejercicio de deslizar la mano sobre una hoja en blanco plasmando caracteres que nos permitan comunicarnos a través del lenguaje.  Inicialmente tenemos ideas las cuales deben ser escritas y guardadas con el fin de desarrollarlas en el momento adecuado. Si dejamos estas ideas para más tarde muy probablemente se perderán y nunca más las recordaremos, lo cual puede cortar la creatividad que todos poseemos.

La motricidad fina se encuentra en los ganglios basales los cuales se ubican cerca de la base del cerebro, en los mamíferos –de los cuales nosotros formamos parte- se relacionan fundamentalmente con movimiento (aquello que tiene que ver con cantidad de movimiento, energía cinética, momento angular). Al desarrollar la motricidad fina aprendemos a usar partes de nuestro cuerpo como manos, pies y dedos;  en la medida que repetimos acciones como separar elementos pequeños, mejoramos nuestra memoria de corto y largo plazo, esta motricidad está entrelazada con la motricidad gruesa se relaciona con movimientos grandes como caminar, saltar, gatear cuando eramos bebés.

Las dos en últimas nos permiten realizar todas las actividades cotidianas como aquellas que desarrollamos de manera mecánica,  pudiéndose mencionar manejar un auto, realizamos  esta actividad y  simultáneamente conversar con nuestro copiloto, sin embargo estamos alerta para cualquier imprevisto que se nos pueda presentar, pensamos que tenemos algo así como un piloto automático incorporado en nuestro ser. También podemos caminar de manera rápida sin reflexionar en toda la coordinación que tienen que tener nuestras piernas con el cerebro y resto de nuestro cuerpo para desarrollar esta actividad que nos parece lo más normal.

Valls sugiere que el gimnasio del cerebro es la letra manuscrita, propone practicar el método grafotransformador, esto es escribir frases siempre en positivo como: “soy muy inteligente” unas cinco veces seguidas, al hacer este ejercicio debemos fijarnos en una letra en especial de la frase y seguirle la secuencia, esta acción hace que la frase llegue directo a nuestro subconsciente y así logremos apropiarnos de la idea en nuestra vida cotidiana.

La idea es practicar este ejercicio en la noche antes de retirarnos al descanso nocturno, en  ese momento el cerebro baja la guardia y las frases positivas las asimila con mayor facilidad.  Valls dice que debemos hacer un seguimiento a nuestra letra, menciona un rediseño de la misma en un lapso de nueve meses.  Sugiere usar renglones en dirección ascendente, ya que esto nos da alegría, los renglones rectos nos vuelven obedientes, y los renglones en dirección hacia abajo indican apatía.

El artículo del diario “El Tiempo” me gustó mucho pues usualmente me abstengo de recibir trabajos impresos a mis estudiantes, el argumento que utilizo para sugerir trabajos escritos es que así deben realizar primero el ejercicio de leer el texto que van a expresar, lo que implica  para ellos la necesidad de resumir utilizando una redacción adecuada, tener en cuenta reglas de ortografía, en varias ocasiones les comento que deben mejorar la letra con la cual presentan el trabajo, esto de acuerdo a Valls les permite mejora sustancialmente su memoria. La lectura del Tiempo indica que todos los seres humanos podemos aportar a la forma en que todos aprendemos, ya que de manera intuitiva tenemos creatividad y argumentos para sustentar ideas novedosas que  a veces pareciera que no tienen importancia.

También les solicito a mis alumnos en muchos trabajos manuscritos elaborar preguntas en selección múltiple, con esta actividad podemos afianzar el conocimiento al que intentamos acceder. He notado que un poco menos de la mitad de alumnos intentar elaborar preguntas interesantes. De todas maneras es necesario siempre utilizar motivación para lograr producción intelectual de los jóvenes aprendices, no obstante todos ellos tienen un gran potencial el cual nosotros los docentes y los padres de familia debemos explorar.

En etiquetas de este blog encontramos: Sistema educativo finlandes, vale la pena documentarnos como es ese estilo de enseñanza, no solo lo recomiendo para maestros, los padres siempre estamos en nuestra labor de formación.

Preparado por: Pilar Cristina Barrera silva

Comentarios o sugerencias: picriba@hotmail.com

Fuente:

http://www.eltiempo.com/

“No escribir nunca a mano tiene graves consecuencias” : Joaquim Valls.      Por Zulma Sierra;  3 de mayo 2015