Notas de clase: Taller de cuento (2)

✏️📕Comparto la segunda lección del taller de cuento.

El “profe” Rivas llegaba siempre temprano al salón. Llevaba varios libros y leía algún fragmento de ellos en el desarrollo de la clase.  Era histriónico, en el transcurso del curso nos leyó un cuento completo, él imitaba voces, si era un niño el que hablaba, imitaba una voz infantil, si era una persona mayor igual se inventaba la forma de crear la voz de una persona mucho mayor que él. Era super divertido escucharlo. Luego de la lectura, nos explicaba acerca de la construcción de los personajes, el ambiente en el cual se desarrollaba la narrativa. Luego continuaba explicando acerca de como planear e ir elaborando una buena historia.

 

Lección 2 de 5.

En el cuento la piedra de toque es la decripción. La primera frase debe ser categórica, el epígrafe (es la dedicatoria) es muy importante por lo general se relaciona con la obra. La primera frase debe ser categórica.
Un escritor es un observador meticuloso de la realidad. Como recurso en un cuento se pueden incluir canciones. Al escribir de un tema es necesario conocerlo.
El narrador es omnisciente, es decir sabe todo sobre sus personajes.
Es necesario tener criterio. En el cuento se deben destacar virtudes humanas y contra ellas existen defectos. Se debe realizar una observación previa: Con anterioridad debemos ver bien. Esta es una condición previa de la descripción. Observar comprende involucrar los cinco sentidos corporales. En literatura hay que afirmar categóricamente. También se debe reflexionar (tiene que ver con el proceso de distanciamiento), es necesario valorar los objetos, ósea ir más allá de lo que se ve.
También se debe tener un plan, con lo anterior ya tenemos lo esencial, luego trazamos un plan de trabajo, separar ideas secundarias y principales.🖌📘

Notas de clase: Taller de cuento (1)

Por: Pilar Cristina Barrera Silva

📔✏️Amigos, les comparto algunas lecciones del taller de cuento al cual asistí, cuando era estudiante de Arte. El “profe” se llama Victor Hugo Rivas, recuerdo que era una clase electiva, la cual me  encantó. En ese entonces yo tomaba notas en aula, y luego las transcribía en casa con una máquina de escribir, los ordenadores  aún no formaban parte del paisaje del hogar. Ya se imaginarán lo antiguas que son estas notas.
Recuerdo con cariño de estudiante al “profe”  Rivas, cómo le decíamos. Era un hombre joven, nos contaba que siempre estaba leyendo dos libros, uno que llevaba consigo mismo, para aprovechar los tiempos muertos del día y el otro lo tenía en la mesa de noche para aprovechar los instantes previos al descanso diario.
Me parece interesante compartir ideas de un buen profesor, quien nos inculcó la importancia de hacer buenas creaciones literarias y se tomó la molestia de pedirnos ensayos, los cuales el leyó con mucho interés y a cada uno de sus estudiantes le hizo comentarios de manera muy respetuosa.

Les comparto mis notas de clase de manera textual.

Lección 1 de 5.

La palabra como utensilio. El final del cuento debe ser ingenioso, los personajes deben ser como bufones en el sentido que se asoman y luego se van.
El cuento como la obra de arte no sale en la primera versión. La palabra debe tener significado, también debe tener nomenclatura de acuerdo a su contexto. La palabra debe significar lo que uno quiere. El lector debe entender el significado de las palabras. en esencia la buena literatura no requiere de un diccionario.
En literatura no existen sinónimos. En el lenguaje técnico sí se presentan. Lo que tenemos en las palabras son matices, por ejemplo: pereza es diferente de ociosidad, ya que un personaje puede ser perezoso y otro ocioso y estamos indicando situaciones diferentes.
El sentido de la palabra es aproximado. Las palabras son impotentes para mostrar nuestros pensamientos. Lo que sentimos no lo podemos expresar siempre con palabras. Las palabras nos traicionan a veces por exceso o por defecto. El sentido de las palabras se suscita a nivel de la interioridad del escritor. El lector debe ser coautor del texto. Todo discurso conlleva una reacción del lector. ¡Los buenos textos han de ser coquetos!
Un diccionario es un cementerio donde yacen las palabras muertas; y el escritor es un taumaturgo dotado del mágico poder de darle vida a esas palabras o vocablos.
En el texto literario se muestran virtudes y defectos humanos.
Hay un estilo llamado Marfilismo, que usa palabras bellas. El texto se debe leer en voz alta, así se captan los errores.
Se debe dejar tiempo y espacio para escribir, siempre se debe escribir lo esencial y no lo accesorio. El lector debe experimentar la misma emoción, que experimentó el autor al escribir el texto.
En el proceso de conocimiento de un determinado tema se tienen dos instantes: (a) percepción del objeto (a través de los sentidos físicos). (b) distanciamiento.
Hay que pensar en los efectos de las palabras, que sean sonoras y semánticas. Nombrar las cosas es una forma de infundirles vida.✏️📘

Comentarios y/o sugerencias. picriba@hotmail.com

Corazón. Edmundo de Amicis

Por: Pilar Cristina Barrera Silva

💜Edmundo de Amicis publica esta bella obra en 1864. Es un texto aún fresco para la época actual, podemos leerlo hoy en día con nuestros hijos en edad escolar. En la obra Enrique (en italiano Enrico) es un niño de primaria que se dedica a escribir un diario de su vida en la escuela, en donde detalla quienes son todos sus compañeros, las descripciones de cada uno de ellos es fascinante, ya que al leer pareciera que los podemos casi que tocar, sentirlos, percibir su aroma. Están casi todos los personajes que hoy en día se mueven en aulas escolares: El alumno que siempre saca buenas notas pero no es popular con sus compañeros. El que tiene graves problemas en su casa, ya que sus padres viven en grandes conflictos. El profesor novato, al que los estudiantes no respetan. Entre otros.

Portada del texto. Corresponde a la undécima edición de 1968. Impreso y editado en Argentina, de Editorial Sopena.

Enrique también  intercambia cartas con sus padres, en una de éstas su padre le dice:
“Sí, querido Enrique, el estudio te resulta pesado, como dice tu madre; no te veo ir a la escuela con la resolución y la cara sonriente que yo quisiera. Aún te haces algo el remolón. Pero mira, piensa un poco en lo vana y despreciable que sería tu jornada si no fueses a la escuela. Al cabo de una semana pedirías de rodillas volver a ella, harto de aburrimiento, avergonzado, cansado de tus juguetes y de no hacer nada provechoso (…)Valor, pues, pequeño soldado de semejante y colosal ejército. Tus armas son los libros; tu compañía, la clase; toda la tierra, campo de batalla; tu victoria, nuestra victoria, significará el establecimiento de una paz verdadera, la comprensión entre todos los hombres, la civilización humana. ¡No seas, hijo mío, un soldado cobarde!”
TU PADRE”

Su familia vive pendiente del desarrollo escolar del niño y continuamente se comunica con él para estar atenta de su avances en el colegio.

También aparecen una serie de cuentos muy agradables y adecuados para un público que se asoma a la lectura,  en el relato de Enrique, algunos de éstos son:
-El Pequeño Patriota Paduano
-El enfermero de Tatita
-De los Apeninos a los Andes
-Naufragio

En el diario de Enrique también podemos aprender acerca de las tradiciones de familia y religiosas, y cómo entendían el patriotismo en Italia en ese entonces.

De otro lado, si deseamos que nuestros hijos sean buenos lectores, nuestra tarea es leer con ellos, de manera juiciosa, desde muy pequeños darles la oportunidad de jugar con elementos en forma de cuentos, mas adelante éstos serán historias impresas, pueden ser cartillas para colorear, crayolas que les permitan rayar los textos; en fin darles muchos objetos que les de la oportunidad de enamorarse de la lectura.

Si se presentan ferias de libros en donde vivamos, llevarlos y mostrarles el mundo de oportunidades que nos brinda la lectura: conocer muchos lugares sin necesidad de viajar, visualizar gran cantidad de personajes que aparecen en cada texto, permitir que la imaginación vuele muy lejos, el ser conscientes que pueden aprender cosas nuevas a partir de la lectura. Claro la idea no es abrumarlos con actividades que para ellos pueden ser aburridas. Es seguro, si el niño observa que sus padres disfrutan de una actividad intelectual al interior del hogar, él aprenderá también a divertirse con sus padres.

En concordancia con lo anterior les podemos transmitir como aprender a realizar lectura crítica. Si nos adentramos en un texto, todos sabemos que la narrativa tiene varios matices, además de las ideas principales y secundarias, los autores ubican casi siempre trasfondos, los cuales nos permiten conocer acerca de la época en que se desarrolla el escrito, mencionando algunas de estas narraciones subyacentes tenemos:  como era la situación política de ese entonces, como eran las relaciones sociales entre los diversos personajes, algo que personalmente me parece muy interesante es acerca de la vestimenta de cada época, la manera en que se desarrollaba el  momento histórico del lugar del escrito, también la forma en que se desarrollaba la arquitectura de los lugares que nos describen.

Sería muy interesante que nuestros niños y jóvenes conozcan a través de la lectura, como han ido cambiando muchas situaciones y cambios  en el transcurrir del tiempo,  mencionando algo: La idea de familia puede tener algunos matices diferentes en siglos anteriores comparada con la idea de familia que tenemos hoy en día. De pronto si leemos sobre avances de tecnología en un tema específico,  como el teléfono, contarles como eran estos aparatos desde su invención y compararlos con los de hoy en  día;  puede ser muy llamativo para nuestra juventud, ellos  nacieron en un mundo de internet y de celulares, y estos son adelantos realmente muy recientes.

Leyendo a Edmundo de Amicis, notamos que  las relaciones interpersonales entre los niños en sus ambientes de estudio siguen siendo prácticamente las mismos que tenemos ahora en las escuelas y colegios, estas relaciones no son siempre cómodas,  a veces dudamos de la forma en que debemos actuar en determinadas situaciones.

Este diario me trae agradables recuerdos de infancia, recuerdo que en mi primera comunión uno de los regalos que recibí fue este texto. La imagen donde apreciamos la portada del diario, no se ve muy legible, ya que es la del libro de mi biblioteca personal.

Uno de los mas grandes placeres que podemos tener los seres humanos es el disfrute de la lectura y sería lamentable no inculcar  a nuestros hijos la oportunidad de participar de  esta actividad. Leyendo Corazon, podemos revivir el niño que aún habita en cada uno de nosotros.
Les comparto el texto completo, ojalá lo descarguen y lo disfruten con sus chiquitines. ¡No se lo pierdan!

Corazon. Edmundo de Amicis ❤️

Gran ola de Kanagawa y contexto en Colombia

Por: Pilar Cristina Barrera Silva

❇︎Katsushika Hokusai (1750-1849) es un gran exponente del ukiyo-e considerado como una corriente artística de origen japonés, de grabado sobre madera que se inmiscuyó en la corriente  impresionista, la cual surge en la segunda mitad del siglo XIX, y su estilo es ubicar manchas de colores, que para un  observador  situado cerca de la composición  no le muestra detalles de volumen, pero si éste -el observador- toma cierta distancia con respecto a la obra, surgen las luces y sombras y el volumen sobresale, permitiendo al ojo del espectador disfrutar de una excelente composición.

Ilustración de la gran ola

Una de las grandes obras de Hokusai  es:  La gran ola, la cual siempre impacta a quien la disfruta. El artista se autodenominaba como “el viejo loco por la pintura”. No sobra mencionar que Hokusai presentó sus mejores trabajos en una edad muy avanzada.

 

Espiral de Fibonacci

Si nos fijamos en detalle en la composición vemos las tres  embarcaciones con algunas personas totalmente indefensas ante la fuerza de la naturaleza, se nota la gran fragilidad humana y lo vulnerables que somos. Es interesante ver como el maestro recurre a dibujar un patrón una y otra vez lo que da la sensación de interpretar la gran ola y sus componentes como una serie infinita de fractales, notemos como la gran ola es totalmente similar a la forma del agua en los bordes de ésta, en estos bordes, las olas pequeñas también pueden representar garras de águilas en situación de amenaza a las pequeñas embarcaciones.

No se tiene mayor conocimiento si el maestro sabia de matemáticas y geometría, pero si es clara la repetición de figuras, que dan la sensación de copos de nieve cayendo en dirección al Fuji, el cual es un  volcán activo en Japón, muchos lugareños identifican este lugar como un símbolo de lo eterno e inmortal.

También es muy difícil dejar de pensar que el gran artista se inspiró en la espiral de Fibonacci mostrada en la segunda ilustración, para crear la composición, si nos fijamos la espiral cuadra muy bien dentro de la forma de la gran ola, es innegable el juego de semejanzas  usadas por Hokusai en esta obra.

Cabe resaltar que esta estampa, el maestro la realizó en madera con una técnica de xilografía, lo que permite crear muchas copias a partir de un original.

Autorretrato del maestro a los 82 años, donde vemos su propia escritura.

Por el tiempo de creación de la obra y el lugar geográfico en el cual se realizó, no deja de ser impactante  para uno como observador el estilo de grabado, resulta a simple vista un poco plana  la composición, los colores son similares sin “sentir” mayor contraste entre éstos, lo que genera la impresión de una atmósfera de naturaleza intima entre el Fuji y la  gran ola, las cuales se ven de alguna manera similares, sin embargo vemos la ola en primer plano demasiado imponente y podemos pensar que el Fuji no va a lograr salvar a los individuos que van en las embarcaciones.

Queda uno como observador pensando en qué ocurrirá en el siguiente segundo con los pescadores: ¿Se salvarán? nunca sabremos qué ocurre con ellos luego, el tiempo queda congelado en esta magnifica composición. Personalmente siento una atmósfera de baja temperatura, lo que generaría una sensación de mucha incomodidad a los pescadores que aparecen en la creación, aunque este es el menor de sus problemas,  ya que su vidas son las que están en riesgo.

Esta obra a pesar de haber sido diseñada hace muchos años -¡mucho más de 150 años!-, toma gran vigencia en estos tiempos difíciles para la humanidad, pareciera que a veces olvidamos lo insignificantes que somos ante la naturaleza o mejor aún con respecto al resto del universo, cada uno de nosotros, los seres humanos somos partículas totalmente microscópicas sometidos al vaivén de los acontecimientos cósmicos, pero unas partículas mucho más pequeñas que nosotros mismos han confinado a toda la humanidad en sus viviendas, estamos temerosos y sentimos  una gran incertidumbre acerca de lo que va a ocurrir.

Sin embargo en Colombia a pesar de tanta dificultad por un posible contagio, de una variedad de resfriado que resulta mortal para muchas personas, seguimos padeciendo la enfermedad de siempre: La lucha por el poder en su peor variedad la corrupción: esto conlleva a seguir presenciando desde nuestros hogares como continuan asesinando los líderes sociales, como desaparecen personas y nadie da razón de su paradero, como los recursos de los mercados que deben llegar a las clases mas desfavorecidas, son desviados para seguir enriqueciendo a unos pocos, el maltrato animal se hace evidente en noticias que resultan difíciles de leer, la atención en términos de salud es muy precaria, y la lista sigue…

En mi país la clase media pareciera ser el relleno de un emparedado, esto puede implicar que vivimos del día a día, ahora estamos confinados sin recursos a la vista y la angustia empieza a apoderarse de todos, viene lo que todos nos preguntamos: ¿Moriremos de hambre por no tener cómo sobrevivir, o por el contrario el virus acabará con nosotros? Ni qué pensar el viacrucis por el que están pasando los personas que pertenecen a clases sociales mucho menos favorecidas.

Pero no seamos tan pesimistas, es probable que muchos volvamos (ó vuelvan) a sus trabajos y la vida se “normalice”, sin embargo en mi trabajo como profesora de cátedra de física para estudiantes de ingeniería en una muy prestigiosa universidad en Bogotá, en  el semestre inmediatamente anterior,  la normalidad académica se interrumpió de manera dramática por las continuas protestas pacíficas  y marchas, que se presentaron en buena parte del país, donde  pedíamos a gritos la mejora de nuestra calidad de vida; y ahora este semestre llegó la cuarentena por un virus microscópico, me asalta la pregunta: ¿qué pasará el próximo semestre?

En Colombia la gran ola que nos está aplastando desde hace muchos años es la corrupción presente en todos los eventos en los cuales nuestras vidas están inmersas. Y lo más preocupante es no ver a la distancia una posible solución a los innumerables problemas que tenemos, la ciencia trabaja en la búsqueda de una posible vacuna contra el virus que nos encerró en nuestros hogares, pero ¿quién diseñará la vacuna para combatir la corrupción? ¿cómo se podrá implementar? ¿aprenderemos la lección de respetar la naturaleza?… “Amanecerá y veremos dijo el ciego”.

 

Día internacional de la mujer

Por: Pilar Cristina Barrera Silva

♥️Hoy se conmemora el día internacional de la mujer. Algunas damas afirman que en lugar de esperar un saludo, chocolates y bombones mejor pidamos respeto, reconocimiento, solidaridad, recibir el lugar que merecemos por nivel de educación, el percibir salarios equitativos comparados con los que reciben los caballeros por las mismas tareas,  recibir el trato adecuado  por el simple hecho de ser seres humanos.
Recuerdo una excelente caricatura, en la cual la profesora le pregunta a uno de sus pequeños alumnos acerca de las actividades cotidianas de papá y mamá. El infante sin ningún problema contesta:
-Mi padre trabaja muy duro en una multinacional y en la noche llega muy cansado a que mi mami lo atienda -como debe ser-.
El niño continua: -en cambio mi mamá no trabaja, ella es solamente ama de casa- y la caricatura muestra una mujer sumergida en cantidad de labores: lavar y planchar ropa, preparar los alimentos, hacer las compras del hogar, hacer todas las labores de aseo, llevar la ropa a la lavandería…

De otro lado, evocando algunas mujeres que han marcado mi vida:
Mi madre: mujer de gran carácter, con su trabajo logró que sus cuatro hijos seamos personas honestas, profesionales. Ella era una mujer culta, le encantaba leer literatura, tenía en su habitación una  biblioteca privada con obras de los grandes maestros. Todos los días leía el periódico. Siempre estaba actualizada con la triste realidad de mi país. Recuerdo con tristeza, cómo lloró el día que mataron al candidato presidencial Luis Carlos Galán.
Mi hermana Nubia, antropóloga, excelente docente universitaria, ha publicado muchos artículos de su área y hace muy poco tiempo publicó un libro.
Mi hermana Amparo, Física, también muy buena docente universitaria, con gran cantidad de artículos publicados.
Mi querida sobrina Patty, como su madre es antropóloga, hace unas excelentes etnografías, su escritura es impecable. También es una extraordinaria docente universitaria.
Una antigua empleada que nos colaboró durante varios años en el hogar de nombre Ruka. Ella tiene sus orígenes indígenas, llegó a Bogotá siendo muy niña, con el paso del tiempo se unió con un hombre, al que ayudó luego a ser profesional con su trabajo como aseadora en diferentes empresas. También logró que sus hijos estudiaran, a pesar de no tener mayor instrucción.
Mi amiga y compañera de Trabajo Nina, también docente universitaria, un gran ser humano, la ha caracterizado la solidaridad con cuantos la rodean.
La calidad humana de estas mujeres es admirable y la entrega de cada una, a sus familias es para quitarse el sombrero.
Por otra parte, Willian Golding (1911-1993) dice: “Creo que las mujeres están locas si pretenden ser iguales que los hombres. Son bastante superiores y siempre lo han sido. Cualquier cosa que le des a una mujer lo hará mejor. Si le das esperma, te dará un hijo. Si le das una casa, te dará un hogar. Si le das alimentos, te dará una comida. Si le das una sonrisa, te dará su corazón. Engrandece y multiplica cualquier cosa que le des”.
Comparto una entrada sobre la guía  de la buena esposa publicada en el blog muy amigo www.etnicografica.wordpress.com nos muestra una serie de comportamientos que según la revista Vanidades de año 1953 debíamos tener las mujeres con nuestra pareja. Menos mal han pasado algunos años y algunas reivindicaciones hemos logrado las mujeres. Este manual para mi personalmente es un claro ejemplo de todo aquello que debemos evitar ser como esposas ejemplares, mas bien al llegar a casa hoy en día, tanto ella como él deben organizar las actividades de casa y planear lo del otro día, como dos compañeros de vida que en realidad comparten todo.

https://etnicografica.wordpress.com/2016/06/20/guia-de-la-buena-esposa-en-la-revista-vanidades-de-1953/

El hecho de lograr por parte de las mujeres el trato justo, en  cuanto a formar parte de la sociedad como seres pensantes y muy capaces, bien puede empezar por nuestra propia actitud: creer en nuestras propias capacidades, enseñar a nuestros hijos acerca de cómo los seres humanos nos complementamos de manera mutua, también enseñar en especial a nuestros hijos varones la importancia de colaborar en el hogar desde pequeños, enseñarles a respetar a sus hermanas. En fin debemos analizar nuestro comportamiento y así rediseñar nuestro modelo de familia de tal manera que el día de la mujer, se convierta más bien en el día del hombre- mujer, ya el que el hombre de la casa también puede aprender a tratar y respetar a aquellas féminas que estén cerca de él bien sea en el hogar o en su lugar de trabajo.

Luego de estas breves ideas:

¡Feliz día de la mujer!♦️

 

Cronos corta las alas a Cupido

Por: Pilar Cristina Barrera Silva

♦️Magnifica obra de Pierre Mignard (1612-1695). Cronos conocido como el dios griego padre  del tiempo en el renacimiento, le arrebata las alas a Cupido, quien representa al amor. “El amor lo vence todo, pero el tiempo vence al amor”.

La imagen habla por sí misma, vemos el reloj de arena, indicando que el tiempo no se detiene, las flechas de Cupido están en el suelo sugiriendo que el amor ha caído derrotado por el tiempo.

Posiblemente en el transcurrir de la vida de cualquier  par de mortales se presenta una situación similar. La relación entre dos seres humanos se siente  al principio muy fuerte, de piel, de sensaciones, del disfrute del otro, del goce de los dos, pero el tiempo se encarga de relajar la situación. El amor “cansa”, llega la rutina, al no encontrar nada nuevo, las alas del amor resultan truncadas, el sentimiento deja de invadir todos los rincones del cuerpo y del alma y se llega al fin de la unión. El tiempo al fin de la relación vence al amor. El amor finalmente evoluciona en algunos casos muy contados, y se transforma en una relación filial, se llega a tener un sentimiento de compañía mutua de conveniencia social.

El mensaje de cortar las alas puede interpretarse también como cuando encerramos a un pajarito en una jaula, este acto es como cortarle las alas y quitarle el don de volar, posiblemente cuando escuchamos su canto, al permanecer  prisionero, nos está pidiendo su libertad, pero creemos que él nos pertenece y lo obligamos a acompañarnos  hasta el día de su muerte en esa perversa prisión. Acá la muerte que al fin llega al ave por el paso del tiempo, se encarga de superar el amor malsano que siente el “dueño” y  lo libera a través del fin de su triste existencia.

De otro lado, cuando se  tienen padres muy controladores, éstos cortan las alas de libertad de sus hijos, les impiden un desarrollo libre, los vuelven dependientes, con el paso del tiempo los niños se convierten en personas incapaces de auto construirse y no llegarán a  ser  adultos  autónomos llevando las riendas de sus propias vidas. El tiempo mostrará que nunca serán personas independientes, una vez más el tiempo decide por vidas infelices.

También en el sistema escolar, si un educando no se acomoda a los estándares de las diferentes instituciones, simplemente se le rechaza bien puede ser por sus propias creencias, sus inclinaciones sexuales, su propia filosofía, de manera simbólica se le cortan las alas de la imaginación que le permitirían construir conocimiento.

El síndrome de Cronos cortando las alas de Cupido lo vemos una y otra vez en muchas situaciones de la vida como se acaba de mencionar: El padre con su hijo, el jefe aprovechando su posición para evitar que un empleado muy competente logre escalar en una empresa -entre otras-.

Los patrones de comportamiento humano los replicamos en todas las acciones que realizamos en el transcurso del tiempo y usualmente estamos en la eterna búsqueda del amor verdadero, el que llenará nuestra vida, aquel que solo existe en nuestro imaginario y por lo tanto nunca lograremos alcanzar.

Otra opción de  interpretar la obra del maestro Mignard, es tener la esperanza que el amor nos de la oportunidad de superar al tiempo y aunque la muerte nos arrebate los seres más queridos, siempre los recordaremos y esperamos reencontrarnos con ellos en algún futuro, trascendiendo al tiempo y así lograremos vencerlo. No olvidemos que al cortar las alas, éstas vuelven a crecer y devolvernos el tan anhelado amor.

como dice un breve poema de  Irene Arce: “El tiempo no es suficiente  cuando de amor se trata”. ♦️

Comentarios y/o sugerencias: picriba@hotmail.com

Proceso de arbitraje para la publicación en una prestigiosa revista, a través de un intercambio de correos electrónicos

🀃 Amigos les comparto esta excelente entrada del blog amigo http://www.etnicografica.wordpress.com.
Es una deliciosa narración acerca del proceso de arbitraje de un artículo académico con un tinte genial de ironía, elaborado por la Antropóloga y docente universitaria Rosa Patricia Quintero Barrera.
¡No se la pierdan ¡Sí que vale la pena! 🀛
¡Gracias Patty  por este excelente aporte!

Etnicográfica

Rosa Patricia Quintero Barrera

— Estimada Lluvia del Trópico, el Equipo Editorial de la revista “Somos los más” la invita a participar en la convocatoria de artículos de investigación acerca de la publicación y del proceso editorial, para el Vol. 22 Nº1 de 2020. Adjuntamos las bases de la convocatoria en este correo. Atentamente, Raimundo de Las Pléyades, Director Editorial.

Lluvia del Trópico ya tenía listo un ensayo sobre ese tema, ya que correspondía a su área de investigación. Reestructuró su escrito de acuerdo a los términos de la convocatoria y les envió su texto por correo electrónico, para someterse al arbitraje de la Revista “Somos los más”. Al no recibir respuesta:

— Apreciado ​Raimundo de Las Pléyades, espero que se encuentre muy bien. Le escribo para preguntarle por el resultado de la evaluación de mi ensayo “¿Cómo salir exitoso en la evaluación editorial de…

Ver la entrada original 1.849 palabras más